El Seguimiento de las Exportaciones

EL SEGUIMIENTO DE LAS EXPORTACIONES

El_seguimiento_de_las_exportaciones

Este fin de semana, viendo el programa “Containers Wars” (La guerra de los contenedores) en un canal de TV, mi esposa me preguntó cómo era posible que las empresas “olvidaran” contenedores, los cuales eran subastados al mejor postor sin averiguar previamente lo que había dentro de ellos, a veces llegando a pagar precios desorbitados por mercancía con la que, posteriormente, y vendida de segunda mano, aún obtenían beneficios.

Se ha hablado, y mucho, sobre el seguimiento comercial, pero me he encontrado en diversas ocasiones en donde no se ha realizado, o muy poco, el seguimiento de una exportación. Parece ser que, en muchas empresas exportadoras, su trabajo ha acabado cuando la mercancía sale de sus instalaciones y han enviado (por la vía que sea) la documentación para recibir el cobro.

Y luego vienen los problemas o bien porque el contenedor lo ha confiscado las Aduanas en destino porque nadie ha reclamado el contenedor (o pallets), como sucede en dicho programa televisivo, o bien porque el cliente importador no ha pagado… y nadie se ha enterado o nadie se ha preocupado en buscar la razón.

Quizás se estará riendo de lo anterior pero le puedo asegurar que sucede más de lo que supone…

Y en el fondo me extraña, y más con los tiempos que corren cuando tenemos muchísima información a nuestro alcance.

¿Por qué sucede la confiscación en Aduana de destino?

La confiscación por parte de la Aduana en destino sucede cuando un contenedor ha llegado al puerto de destino y nadie ha reclamado, ni despachado de Aduanas a la importación en un tiempo que varía según el puerto de destino, pero acostumbra a ser de unos 90 días.

¿Y qué puede hacer el exportador? Pues puede realizar un seguimiento del barco en donde se encuentra su contenedor y saber el día de su llegada al puerto de destino (se sabe muy fácilmente desde una web en donde indica, en tiempo real, donde se encuentra cada barco en cualquier lugar del mundo. Por cierto, también existe una web para localizar cualquier avión, sea de pasajeros o de carga aérea). En segundo lugar, informarse mediante su agente transitario si el contenedor sigue en el puerto o ya se ha despachado a la importación. Sobre todo cuando se acerque la fecha límite antes de la confiscación. ¿Y qué puede hacer si el importador no ha despachado de aduanas? Pues dos cosas: la primera ponerse en contacto con el importador para saber que sucede, y si no le da respuesta satisfactoria, pues puede ordenar devolver el contenedor (o sus pallets) a puerto de origen ya que: ¿todavía tendrá en su poder un Original del B/L, verdad? Habrá perdido el costo de transporte y del seguro de ida y vuelta, pero no la mercancía.

En alguna ocasión me he encontrado con el problema de que mi cliente, exportador, ha remitido los 3 Originales del B/L aún con un medio de pago como un contra-documentos, por ejemplo… No lo haga nunca a menos que lo especifique un condicionado de un Crédito Documentario. Quédese siempre con un Original del B/L y, si quiere, con varias copias no negociables… vale más prevenir que curar!!!

El seguimiento en el cobro de una exportación

Hace algunos años me encontré realizando una Auditoria de Exportación en una empresa en Sudamérica que exportaba soja en sacos y cuál fue mi sorpresa cuando al optimizar sus procedimientos me encontré, en contabilidad, con un agujero de más de un millón de dólares de un cliente europeo que pagaba a crédito y con facturas pendientes de pagar de más de un año, y además, no lo tenían asegurado con ninguna póliza de crédito a la exportación. EL director general no daba crédito a sus oídos cuando se lo conté y, además, cuando se lo demostré contablemente. En éste caso, el principal responsable del seguimiento, el departamento de contabilidad (dos personas) no habían hecho ningún seguimiento de cuentas por cobrar ni, obviamente, habían dado la alerta.

Menos mal que el cliente importador se comportó correctamente y la situación se regularizó en muy poco tiempo… pero dos personas se quedaron, más rápidamente todavía, sin trabajo…

Integren en su departamento de exportación un procedimiento de seguimiento a los pedidos que se envían, desde el día en que sale la mercancía de sus instalaciones hasta el día que tienen el dinero en el banco, y prevenga adversidades porque, como dice el dicho: ”vale más prevenir que curar”….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.