¿Qué esperas tú del 2017?


Llegadas estas fechas de fiestas y celebraciones de Navidad, y hasta el 31 de diciembre (Fin de Año) como dice la canción (“Un año más”) del grupo español Mecano: “hacemos balance de lo bueno y lo malo” y hacemos nuestras peticiones para el año que comienza “a ver si en vez de un millón, pueden ser dos” (de la misma canción).

Quien más o quien menos, todos estamos haciendo esto mismo: sobretodo peticiones para el año que comienza. Pero también es muy bueno volver la vista atrás y ver todo lo que hemos logrado en este año que finaliza… y lo que nos hemos dejado en la lista de “pendientes”: ir al gimnasio, dejar de fumar, comer más sano, hacer más ejercicio, no pelearse tanto con la suegra (es broma…;.), etc…

Personalmente, he de confesarte que no me ha ido del todo mal este 2016 al que le queda menos de una semana de vida, bien al contrario: he pivotado los servicios que ofrezco desde Consultoría Molero ampliándolos a ayudar a que las empresas tengan más clientes y más ventas. Me he mudado a España (de nuevo, bien ¡!!), he ampliado mi nicho de mercado hacia toda Latinoamérica, veo mucho más a mi familia (mi hija sobretodo), etc…

También ha habido momentos duros y malos, por suerte han sido los menos e incluso, de estas situaciones también he podido extraer resultados positivos: “siempre mira el lado bueno de las cosas” (como decían, y silbaban, los Monthy Python en la película “La Vida de Bryan”).

“Tres cosas hay en la vida: salud, dinero y amor, y el que tenga las tres cosas que le dé gracias a dios” (decía una canción por allá los 60’s, cuando yo era todavía un crio que no entendía mucho de la vida). He de confesarte que mis metas para el 2017 no son tan altas ni tan generalistas, son más mundanas.  Obviamente me he marcado unos grandes objetivos para el nuevo año, sobre todo a nivel profesional, y soy muy consciente de que no los voy a lograr de golpe. Por lo que los estoy dividiendo “a pasitos”, por eso el año tiene 12 meses, de alguna cosa me tienen que servir: para marcarme hitos mensuales. Leí no hace mucho sobre el Método Kaizen, una metodología japonesa en la que si en lugar de intentar lograr tus objetivos de golpe (como dejar de fumar) mejoras solo un 1% diario (como retrasar cada día 15 minutos el encender el primer cigarrillo), la consecución del objetivo es mucho más fácil y si un día no puedes hacer nada, solo habrás perdido un mísero 1% de avance hacia tu meta. Lo encontré muy interesante esta metodología y la pienso aplicar a partir de ahora.

Personalmente a este año 2017 le he puesto ya un nombre: “Ayudar”, y mis objetivos están basados en éste nombre: en primer lugar (pero no el más importante), recién llegado de vuelta “a casa”, iniciando de nuevo la empresa pero con un mercado mucho más amplio, mi primera propuesta es ayudar a crear empleo en las empresas, ¿Cómo?, si tienen más clientes y más ventas, las empresas necesitarán de más empleados.

En segundo lugar ayudar a que menos empresas tengan problemas financieros o de subsistencia, evitando que más personas se queden sin empleo que les sustente. Ayudando de la misma forma que el punto anterior.

En tercer lugar, y a medida que crezca mi empresa (y crea otras dos nuevas empresas que ya tengo en mente), me he propuesto ayudar a estas personas que lo han perdido todo, al menos aquí en Barcelona, y que los veo dormir en la calle o en los cajeros de los bancos, o removiendo en los contenedores de basura buscando algo para comer, dándoles una nueva oportunidad. Voy a contratar solamente a éste tipo de personas, las que más necesitan salir adelante. Puede ser una locura, pero alguien dijo una vez que el mundo pertenece a los locos…. (al menos son los que lo hacen avanzar…)

Y, por último lugar, pero no el menos importante, ayudar a mi familia, sobre todo a mi hija, a salir adelante con su vida, ayudándola en el colegio, con los deberes, pero sobretodo ayudándola a aprender a vivir, a decidir, a tomar riesgos. En definitiva: a vivir ¡!!

Como ves, mis objetivos prioritarios no son, por ejemplo, tener 15 clientes en coaching por mes, vender 50 info-productos cada mes o incrementar un 300% los seguidores en las redes sociales…. Por supuesto que esto me ayudará a conseguir los objetivos principales, pero los considero obligatorios, es el camino a seguir, no las metas.

¿Y tú? ¿Qué objetivos te has propuesto para el 2017?

Me gustaría que los compartieras.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *