Participar en una Feria es uno de los mejores canales que tiene una empresa para incrementar sus clientes y sus ventas. Eso sí, siempre que se haya hecho un buen trabajo antes, durante y posterior a la Feria (hablaremos próximamente de ello en otro post, prometido).

Pero no solamente se puede o se debe participar en una Feria obligatoriamente para hacer negocios. También se pueden conseguir buenos resultados participando en una Feria como…visitante!!!!!

¿Cómo visitante?, pensarás, pero entonces: ¿solo voy a mirar?

Pues si… y no

En primer lugar: ¿Qué es una Feria?

Feria multisectorialSegún la actual Enciclopedia Mundial, es decir, la Wiki: “Una Feria es un evento social, económico y cultural —establecido, temporal o ambulante, periódico o anual— que se lleva a cabo en una sede y que llega a abarcar generalmente un tema o propósito común.”

O dicho de otro modo más simple: una Feria es un gran mercadillo organizado que se realiza cada cierto tiempo con el objetivo principal de ofrecer o vender productos o servicios.

Una Feria puede ser de un solo sector, especializada (Feria del Libro, Feria del Automóvil, Expo-Químia, Alimentaria, etc…) o multisectorial, donde tienen cabida múltiples sectores o rubros en un mismo lugar.

Asimismo, también se puede diferenciar por su ámbito: puede ser local, nacional o internacional, dependiendo del origen de sus participantes o exhibidores.

Y, por tiempo, puede ser temporal (se realiza una sola vez), anual, bianual, etc…

Por lo tanto, y dependiendo del tipo de Feria a la que nos dirigimos como visitantes, se pueden conseguir diversos objetivos:

  • Investigación de la competencia.- Puedes visitar una Feria para observar que está haciendo y presentando tu competencia en cuanto a productos. Descubrir hacia dónde va la tendencia en tu sector. Asimismo, puedes investigar y conocer las características así como precios de los productos de la competencia (no exactamente porque los precios en una Feria son algo diferentes a los precios en la calle, pero al menos tendrás una buena idea de ellos). ¿Qué la competencia te conoce personalmente? Pues te acompañe otra persona que no conozcan y que sea ésta la que obtenga la información, que, de otro modo, no te darían (y mejor que no te vean…).
  • Investigación del Mercado.- Es paralelo al anterior: hablando, comentando y preguntando a los visitantes de un stand de tu competencia, puedes obtener información valiosa de lo que piensa el consumidor final de los productos de tu sector: qué les gusta, qué no les gusta, etc…
  • Alianzas Estratégicas.- Puedes encontrar y cerrar una alianza estratégica con otra empresa presente en la Feria que tenga productos o servicios no concurrentes (que no sean competencia) con los tuyos pero que esa empresa tenga el mismo cliente meta (el mismo cliente ideal) que la tuya. Puedes ampliar tu gama de productos o servicios con los suyos a tus clientes y viceversa, él puede ampliar su gama con tus productos a sus clientes y los tres salís ganando: tu, la otra empresa y los mutuos clientes.
  • Obtener nuevos proveedores.- Te puedes encontrar con una empresa que ofrece productos en condiciones o calidades diferentes a los que estas comprando a tu actual proveedor o puedes encontrar a esa empresa que ofrece el producto que tú necesitas para optimizar o mejorar el tuyo.
  • Encontrar colaboradores.- ¿Necesitas un diseñador gráfico, una imprenta full color para tus folletos, un diseñador de logos, un diseñador para tu web, una empresa administrativa que te lleve la contabilidad y te haga las declaraciones del IVA, etc…? Aprovecha la visita para encontrar ese colaborador que necesitas para tu empresa.
  • Obtener nuevos clientes.- Es lo que siempre se quiere y lo que, muchas veces, ciega para conseguir otros resultados que pueden ser iguales de buenos. Funciona muy bien cuando tienes muy claro quién es tu cliente ideal y si tu negocio es un B2B (vendes a otras empresas). Pero atención y no te engañes, es casi imposible obtener pedidos directamente pero puedes hacer contactos valiosos que, con un seguimiento comercial posterior, acaben siendo clientes tuyos.
    Si vas, como me ha sucedido diversas veces, como visitante a una Feria en el extranjero, es un canal casi imbatible para obtener importadores y distribuidores para tus productos en ese país.

Así que en la próxima Feria que te presentes como visitante, prepara tu “elevator speach”, tarjetas de visita, folletos, etc… pero sobretodo, recoge tarjetas, números de teléfono, folletos y toda la información que puedas y toma nota escrita al momento de cada visita (para no olvidarte luego) para hacer un buen seguimiento de los contactos realizados.

¿Has tenido experiencias así en alguna Feria como visitante?

Deja tu comentario y sigueme