Todos hemos oído nombrar, y algunos lo hemos hecho más de una vez, del Análisis DAFO, en donde se investigan las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades de una empresa. Los que lo hemos hecho hemos acabado con un cuadro con diversas definiciones dentro de las cuatro posibilidades. Pero: ¿Qué hacemos una vez tenemos el cuadro DAFO hecho? Desde luego tenemos unas definiciones en estos cuatro ámbitos pero: ¿cómo atenuamos las amenazas, como aprovechamos nuestras fortalezas, por ejemplo?

Aquí entra en juego el Análisis CAME siglas cuyo significado son: Corregir, Afrontar, Mejorar y Explotar. En donde se “mezclan” de algún modo los resultados del análisis DAFO a fin de crear una estrategia empresarial que nos permita potenciar nuestros puntos fuertes y afrontar y mejorar nuestros puntos débiles.

De ésta manera obtenemos, en los llamados Puntos Débiles, unas Estrategias de Corrección (Corregir) superando las Debilidades (D)

aprovechando las Oportunidades (O), unas estrategias de Supervivencia (Afrontar) en donde se buscan reducir las Debilidades (D) y eludir las Amenazas (A).

Por otra parte, tenemos unos Puntos Fuertes a los que tenemos que sacar partido: por un lado obtendremos unas Estrategias Defensivas (Mantener) evitando las Amenazas (A) que tenemos con nuestras Fortalezas (F) y, por otro lado tenemos unas estrategias ofensivas (Explotar) para sacar mayor partido utilizando las Fuerzas (F) aprovechando las Oportunidades (O)

Deja tu comentario y sigueme